Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Psicología

9 cualidades fundamentales de las personas altamente sensibles

Entre el 15 y el 20 % de la población es más sensible. Sin embargo, muchas personas no saben qué significa y si ellas mismas pueden considerarse sensibles.

Las personas hipersensibles son aquellas que se afectan emocionalmente más fácil que otras, pero también físicamente tienen un umbral más bajo del dolor y reaccionan más fácilmente a sustancias como la cafeína.

Adaptado de la escala de personas altamente sensibles de Aron y Aron, aquí hay nueve cosas que hacen las personas muy sensibles:

1. Las personas sensibles se sienten abrumadas cuando tienen mucho que hacer. Se estresan fácilmente con las tareas acumuladas y experimentan ansiedad.

2. No toleran los entornos ruidosos. Pierden la paz rápidamente con los sonidos molestos, las muchedumbres y la conglomeración de olores.

3. Su humor cambia cuando tienen hambre. Las personas más sensibles no mantienen un humor muy estable y el hambre puede ser un detonante para el enojo. Cuando tienen hambre se frustran rápidamente y actúan de forma irreconocible.

4. Se sienten presionados cuando están bajo observación. Hacen mejor su trabajo cuando están en privado y cualquier presentación es muy agobiante para ellos.

5. Son personas que se conmueven fácilmente ante el arte. Son más sensibles a las experiencias estéticas, aprecian la belleza de las cosas y todo acto de creatividad despierta sus emociones.

6. Escapan de las situaciones abrumadoras. Los sensibles no pueden lidiar con ambientes cargados, gente molesta y discusiones que no van hacia ningún lado. Así que evaden o escapan como sea posible de esa situación.

7. No les gusta la música demasiado fuerte o cuando dos sonidos se interrumpen entre sí. Esto puede estresarles rápidamente, les gustan los ruidos limpios, agradables y que tienen un único espacio para ser. De ahí que no sepas de a alguien altamente sensible que ame el metal, no es imposible pero es poco frecuente.

8. Evitan las películas violentas o de sufrimiento excesivo. Las personas altamente sensibles no pueden dormir pensando en el terrible sufrimiento de un personaje de alguna película o serie, o se les acelera el corazón cuando ven escenas de sangre y violencia y luego es difícil para ellos calmarse. Asimismo les pasa con las películas de terror.

9. Reconocen la incomodidad de otras personas. Tienen la capacidad de percibir fácilmente cuando otras personas se sienten abrumadas.

Las personas hipersensibles son más propensas a experimentar depresión, ansiedad y estrés. Pero no todo es malo, en realidad tienen muchas virtudes. Las personas muy sensibles son más conscientes. Se dan cuenta de ciertos detalles que otros pueden pasar por alto y pueden ser muy creativos.

La sensibilidad no es un trastorno que deba tratarse, es la capacidad de procesar los datos sensoriales con mayor profundidad.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén