Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

salud

7 señales de que podría faltarte vitamina D

vitamina D

La vitamina D es un nutriente muy importante para la salud y lo obtenemos en su totalidad de la luz del sol, también es una de las vitaminas que mas escasea en nuestro organismo. Su déficit esta relacionado con una predisposición a sufrir fracturas óseas, osteoporosis y raquitismo en niños.

Los expertos relacionan ésta deficiencia con el estilo de vida, a factores ambientales sobre todo la contaminación en las ciudades, además de otros factores como la edad, el tipo de piel, el consumo de ciertos fármacos y la dieta pobre en alimentos que contienen esta vitamina.

Algunos síntomas que nos alertan de un déficit de vitamina D son:

  • Fatiga
  • Cansancio
  • Debilidad muscular
  • Nerviosismo
  • Insomnio
  • Antojos por los dulces
  • Caries

La vitamina D interviene en muchos procesos en el organismo uno de ellos es el papel que desarrolla con el fósforo y calcio ligados al mantenimiento de los huesos. Ella favorece la absorción del calcio desde el tubo digestivo y mas tarde su correcto depósito en el hueso. El déficit de esta vitamina esta relacionado con enfermedades autoinmunes, metabólicas y cardiovasculares, pero dentro de las más importantes están las relacionadas con el sistema musculoesqueletico.

Alimentos ricos en vitamina D

La principal fuente de vitamina D es el sol y solo una pequeña parte proviene de la dieta, por eso la importancia de incluir alimentos que la contengan para prevenir y aumentar nuestros indices en el organismo. Las principales fuentes nutricionales son:

  • Pescado marino: Salmón, atún, caballa y la sardina.
  • Moluscos y crustáceos y derivados.
  • La yema del huevo
  • La mantequilla
  • El hígado y otras vísceras
  • Queso y lácteos enteros

Los alimentos que deben formar parte de una alimentación equilibrada todo el año son:

  • Pescados azules cocinados: 1-2 veces por semana
  • Hígado: 1 vez a la semana
  • Lácteos (no crudos): 2 veces a la semana
  • Huevos: 2-3 veces a la semana.

Otra excelente opción es optar por alimentos fortificados con esta vitamina como por ejemplo: la leche, mantequilla, margarina y los cereales en el desayuno. También están recomendados los suplementos farmacológicos pero sólo bajo supervisión médica. Durante el tratamiento debes evitar consumir cafeína o té ya que interfieren con los receptores de vitamina D e inhiben su absorción.

Toma sol, pero hazlo bien

No puedes dejar a un lado los beneficios del sol, eso si, tomando algunas medidas que a continuación te presentamos:

  • Si vas a tomar sol procura que sea en las primeras horas de la mañana.
  • Reduce el tiempo de exposición al sol, especialmente en horas del mediodía.
  • Usa sombrero y gafas adecuados.
  • Utiliza protectores solares de amplio espectro (UVA y UVB y un FPS alto (a partir de 30).

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén