Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

hábitos, Psicología, Salud Mental

7 Pensamientos basura que son perjudiciales para la salud

Tenemos un diálogo interno en nuestras cabezas que nunca para. Con nosotros mismos podemos bromear, encontrar respuestas a problemas, preocuparnos, reírnos, sentirnos tristes, reflexionar, etc. Todo dentro de nuestras cabezas. Sin embargo, a veces dedicamos demasiado espacio a pensamientos basura, ideas tóxicas que lo único que hacen es enfermarnos por dentro y destruir la poca confianza que tenemos en nosotros.

Pero es momento de poner un alto a estos pensamientos, y el primer paso para hacerlo es identificándolos. Aquí compartimos algunos de los pensamientos basuras más comunes que a diario destruyen las vidas de las personas.

7 Pensamientos basura altamente perjudiciales para la salud

“Soy un fracaso”

Este pensamiento se cuela en tu mente y destruye tu seguridad por el resto del día o más. Es un pensamiento basura porque no te permite emprender nada nuevo, te desalienta para que dejes de intentarlo y no te permite ver el panorama completo. No eres un fracaso porque tu vida no se ha terminado, cometiste errores en el pasado, como todos, pero tienes la posibilidad de seguir adelante en intentar cosas nuevas. Sin embargo, este pensamiento te miente diciendo que ya no hay oportunidad ni posibilidad.

“Siempre me pasa a mí”

Usar las palabras “siempre” o “nunca” puede ser lo más tóxico que una persona puede hacer. La vida no es blanca o negra, existe una escala de grises enorme para llegar de un punto a otro. Por eso es mejor reformular esos pensamientos y decir a veces me pasa esto, o todavía sigue ocurriéndome aquello. De esa manera, no eres tan contundente y te permites ver posibles soluciones a tu problema.

“No soy lo suficientemente inteligente para esto”

De hecho sí eres lo suficientemente inteligente para lo que sea que quieras hacer, si no tienes algún retraso mental diagnosticado. Lo que pasa es que aparecen pensamientos como estos que destruyen toda tu confianza y te bloquean para que puedas aprender. Y si simplemente usas este pensamiento como una excusa, es mejor admitir que tienes otros intereses, pero no te hagas menos.

“Hay algo mal conmigo”

Hay personas que tienen un pasado tan doloroso que a menudo sienten que están dañadas, que nada les funciona ni ninguna relación les prospera porque tienen algo malo. Pero lee esto con el mayor énfasis posible: ¡no hay nada malo contigo! Perdónate por los errores que has cometido y perdona a los demás por el daño que te han hecho. Verás como todas las cosas toman un curso más saludable.

“Nada se me da”

Hay personas que se sienten atrapadas en un círculo de fracaso, cada vez que intentan hacer algo nuevo, las ideas no prosperan. Pero esto es algo que viene desde su interior, pues siempre están pensando que a ellos nada se les da. Tener una mentalidad de víctima antes de emprender un proyecto, no hará que tengas éxito de ninguna manera.

“Nunca seré lo suficientemente bueno”

Saca de tus pensamientos todos los estándares de los demás que quieres cumplir, pues eso es basura. No necesitas estar a la altura de nadie, solo necesitas ser tú. Sé auténtico y naturalmente serás más feliz.

“Mi vida siempre es más dura que la de los demás”

Es mentira. Solo es un pensamiento que busca reforzar tu condición de víctima, para permanecer en un círculo vicioso de sufrimiento. Tus problemas son tan grandes como los quieras ver. Y no puedes definir toda tu vida por los problemas del presente, pues el futuro es incierto, y ese es un hecho irrefutable.

Actuamos y vivimos de acuerdo a la manera como pensamos. Así que comencemos poco a poco a sacar toda esta basura de nuestra mente.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén