Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

hábitos

4 objetos que contaminan la energía de tu hogar y te mantienen alejado de la riqueza y la felicidad

No es por creer en mitos y supersticiones pero dicen que “de que vuelan, vuelan”. Por tanto, no está demás prevenir que lamentar. Dicho esto te invitamos a que consideres sacar de casa algunas cosas que de pronto pueden estarte jugando en contra para ser feliz.

Objetos que simplemente deben salir de tu casa

Si tienes algunos de estos objetos en casa, solo deséchalos:

Platos rotos

Todo lo que tengas agrietado en casa debes sacarlo cuanto antes. Pues esto significa que toda la riqueza y la abundancia en cualquiera de sus formas pueden esfumarse o simplemente nunca llegar. Además los platos o tazas rotas cargan el hogar de mucha energía negativa, algo que sencillamente no necesitamos. De hecho todo lo que esté roto impide que cosas nuevas lleguen a remplazarlas así que toma la decisión y bota eso ya.

Objetos olvidados por otras personas

Nunca guardes nada de otra persona en tu casa. Si te interesa saber, todas nuestras posesiones guardan energía nuestra la cual puede ser transferida a otras personas. Tienes que tener cuidado cuando otra persona deja algo olvidado en tu casa porque luego de un tiempo su energía puede plasmarse allí, y el problema es que con energía nos referimos a cargas y problemas.

Flores secas y artificiales

Una flor seca y marchita o una flor artificial nunca va a reemplazar algo vivo y radiante. Elimina eso de casa pues estos objetos causan un estancamiento en nuestra energía evitando así que evolucionemos. En su lugar opta por introducir en casa planta vivas que llenen de alegría tu hogar.

Espejos rotos

Los espejos son muy útiles pero si están en mal estado o tan siquiera estropeados, debes sacarlos de casa inmediatamente. El poder que ejercen los espejos rotos sobre nuestras energías son muy poderosos y más si los tenemos cerca de donde dormimos. Es preferible hacer la inversión de un buen espejo o simplemente no tenerlos en casa pero nunca conservar algo que esté en mal estado.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén