Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Alimentación, hábitos

6 Secretos de las mujeres japonesas para lucir siempre delgadas y jóvenes

Si pensaste que las mujeres de Japón aguantaban hambre o pasaban todo el día en el gimnasio para tener esos cuerpos tan perfectamente delgados estás equivocada. La verdad es que para ellas no existe ese tipo de torturas, como tampoco consideran una opción las cirugías plásticas. Las japonesas cuentan con unos secretos que han seguido durante siglos y que las mantienen con ese cuerpo tan naturalmente esbelto.

Los secretos mejor guardados de las japonesas

¿Has visto el cuerpo de una japonesa? Es increíblemente delgado, sin un rastro de celulitis, estrías o alguna muestra de tejido graso. Bien, seguramente dirás que exageramos, pero lo cierto es que sabes que ese es un físico que impresiona. Es difícil ver a una japonesa con una apariencia descuidada, su figura esbelta hace que muchas mujeres en el resto del mundo sintamos envidia. ¿Cómo lo hacen? ¿Cómo pueden verse tan bien? ¿Cuál es el truco?

Pues bien, te sorprenderá saber que no existe ninguna clase de truco, no hay horas interminables en el gimnasio, tampoco cirugías ni horribles dietas. Estas mujeres se basan es seis cosas que las llevan a verse increíblemente bien y te las decimos a continuación:

Comer en pequeñas cantidades

No se trata de hacer dieta o dejar de comer tu postre favorito, se trata de comer en pequeñas cantidades. Las estadísticas demuestran que en general los japoneses tienen menos tendencia a la obesidad y expectativas de vidas más amplias gracias a que cada vez que comen lo hacen en cantidades pequeñas. Degustan la comida en lugar de engullirla como suele hacerse en Occidente.

Comen alimentos frescos

La alimentación de un japonés (tanto hombre como mujer) se compone por alimentos como: el arroz, los tallarines, vegetales como: el puerro chino, las espinacas, los pepinos, las berenjenas, los rábanos,  el renkon, el takenoko, las cebollas y las lechugas, consumen vegetales en vinagre, salmón, huevos de gallina y codorniz, frutas como: caquis, manzanas, mandarinas, peras, frutos secos, té verde y de jazmín y carnes en cantidades muy pequeñas.

Bajo consumo de carne y productos lácteos

En occidente le rinden mucha pleitesía a la leche y su derivados, y no nos malinterpreten pues cuentan con propiedades muy saludables. Sin embargo, en Japón no consumen regularmente estos productos, así como tampoco consumen casi carne de res.

Desayunos grandes y cenas pequeñas

El desayuno es la comida más fuerte del día para un japonés, es en la hora de la mañana donde su plato es más abundante, aunque comen despacio para degustar todo el alimento. A la hora de la cena, la porción es la mínima, pues entienden que es la hora previa a dormir y que no necesitan de muchas calorías.

Consumen mucho vinagre de arroz

El vinagre de arroz ayuda a digerir mejor los alimentos, sobre todo la grasa, baja los niveles de glucosa, y de hecho ayuda a quemar la grasa del cuerpo y lo curioso es que aquí podría estar la clave pues este vinagre lo tienden a usar para todo lo que comen.

Comer despacio

Esto también es clave, se trata de deleitarse y saborear por completo cada bocado, es una arte que te permite incluso reflexionar mientras masticas. Cuando comes despacio ayudas a digerir mejor los alimentos y te da una mayor sensación de saciedad.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén