Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Familia

6 lecciones de vida que nos enseñan los hermanos

hermanos

Los hermanos son esos mejores amigos que no tuvimos que escoger, son esas personas que nos han molestado, ignorado y sacado de quicio muchas veces. La relación entre hermanos es la más maravillosa que viviremos, a veces se puede fracturar pero siempre permanecerá el amor incondicional.  En este artículo te presentamos 6 lecciones que nos brinda la convivencia con nuestros hermanos:

1. Cuidar del otro:
Cuando tienes hermanos terminas desarrollando un instinto de protección, donde no te preocupas solo por ti si no que cuidas y velas por el bienestar del otro. Puede que para los demás cambiemos pero el corazón permanece igual a pesar del tiempo.

2. A superarte a ti mismo:
Si tienes hermanos sabrás que las cosas se ganan, de seguro siempre competiste por algo con tus hermanos y esto te provoco frustración, pero también te ayudó a sacar lo mejor de ti. A parte de esto el simple hecho de compartir tu vida con un hermano te ayuda a aprender de los errores propios y ajenos, sus meteduras de pata las sentirás como tuyas al igual que sus éxitos.

3.  A compartir:
Cuando tienes hermanos sabes que no todo es tuyo, y esto sera razón de peleas interminables, pero en el fondo tener a alguien con quien compartir alegrías y desdichas no tiene precio, además los hermanos viven fuera del efecto tiempo lo que quiere decir que a pesar que pasen los años seguirás compartiendo risas, llantos y penas porque la unión fraterna permanece inmutable.

4. Trabajar en equipo y negociar:
La clave del éxito esta en aprender a cooperar y entender que no hay fuerza más poderosa que la unión por algún objetivo en común, la relación con tu hermano te enseña que las diferencias son rescatables si uno pone su empeño en ello. Desde la infancia negociando y colaborando con nuestros hermanos entendemos que en la unión esta la fuerza.

5. A perdonar:
La complicidad de las miradas y el perdón con los hermanos no es comparable con nada. De seguro hacer las paces no te hacía estar convencido de que tu hermano o hermana mereciese tu perdón, pero sin embargo le dabas la mano para cumplir el expediente, a partir de ese momento pasaban horas y hasta días llenos de hostilidades, pero al final caías en cuenta que el perdón y el olvido los beneficiaba a ambos.

6. Amar de forma incondicional:
La relación entre hermanos te enseña a adorar a alguien que no te dice lo que quieres, que te hace enojar, que te quita tus cosas y que quiere lo que tu quieres, puede que se distancien en diferentes etapas de sus vidas pero siempre serán los amigos incondicionales que no ha sido necesario escoger. Da igual lo que suceda, la complicidad siempre permanece ante las dificultades.

“Un hermano es un recipiente de memorias de la infancia y un registro de cómo crecieron los sueños”

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén