Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

salud

5 problemas de salud ocultos que pueden afectar tu peso, estado de ánimo y bienestar

El estrés lo interpretamos como una enfermedad fundamentada en las preocupaciones que tenemos a diario. Puede volverse crónico y generar otras enfermedades. Los problemas con el estado de ánimo también suelen estar relacionado con un sistema inmune débil o problemas psicológicos. Pero ¿y si todo esto se tratara de un problema de salud que ya existe? Hay muchas cosas que nos pasan por dentro que pueden estar afectando nuestro humor, niveles de tensión y bienestar general para convertirse en un mal mucho mayor. Es por eso que hoy te hablaremos de estos puntos para que tengas mucho cuidado.

Problemas de salud que te pueden estar haciendo daño y no los sabes

Las siguientes son pequeñas complicaciones que puedes estar padeciendo en silencio

Estrés oxidativo

El estrés oxidativo puede afectar tu estado de ánimo y bienestar, destruir tu sistema inmunológico y aumentar el riesgo de enfermedades inflamatorias y cáncer. Factores tales como infecciones, alimentos poco saludables, alérgenos y toxinas pueden aumentar los niveles de estrés oxidativo en tu cuerpo. Sin embargo, puedes disminuir este proceso comiendo alimentos saludables, fortaleciendo su sistema inmunológico y evitando la exposición frecuente a diferentes toxinas.

Picos de azúcar en sangre

Si experimentas antojos de carbohidratos, a menudo estás irritable y olvidadizo y comes hasta que tienes sueño, es posible que tenga problemas de azúcar en la sangre. Este problema es por demás, algo muy estresante para ti y tu cuerpo, ya que afecta los niveles de insulina y cortisol. Ten cuidado con saltarte las horas de la comida pues cuando lo haces tu cuerpo luego busca compensar esto comiendo más de lo debido la próxima vez que caigas en la cocina.

Deficiencia de zinc

El zinc es esencial para el equilibrio normal de todas sus hormonas, así como para un sistema inmunológico fuerte y una piel sana. La ingesta diaria promedio de zinc es de 8 mg por día, sin embargo, las mujeres pueden necesitar un mínimo de 30 mg por día. Si sientes que puedas tener deficiencia de este mineral, puedes aumentarlo comiendo más cordero, ostras, carne de res alimentada con pasto, huevos, hongos y anacardos.

Falta de ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos esenciales nos ayudan a regular nuestro sistema inmunológico y la respuesta inflamatoria. También pueden tener un buen impacto en nuestro eje HPA (hipotalámico-pituitario-adrenal), ayudando a nuestros cuerpos a adaptarse mejor al estrés y a curar la disfunción del eje HPA (también llamada fatiga suprarrenal). Los ácidos grasos omega-3 se queman rápidamente cuando tenemos alguna inflamación o estamos bajo estrés. Ante esto, lo mejor es que busques complementar con 1 a 2 gramos de un suplemento de aceite de pescado de alta calidad al día.

Deficiencia de magnesio

Necesitamos magnesio para cientos de reacciones bioquímicas diarias. La cantidad diaria recomendada (RDA) de magnesio es de 300 a 400 mg al día, pero muchas mujeres requieren dosis más altas para restaurar sus niveles de magnesio ya agotados. Puede obtener este mineral a partir de las nueces, espinacas, plátanos y aguacates.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén