Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Psicología

5 maneras de saber si eres una persona difícil

La vida puede ser difícil, pero si además de esto le sumas una actitud difícil para con el mundo, serás alguien detestado con facilidad. A nadie le gusta lidiar con las personas difíciles pues están cargadas de energías negativas que no nos hacen nada bien. Ya sabemos que el mundo es complicado y no queremos que nos lo compliquen más. Si quieres saber si eres alguien difícil, solo continúa leyendo.

Así sabes que eres una persona difícil

¿Sientes o te han dicho que eres una persona difícil? Acá lo descubrirás:

Te irritas con facilidad

Si eres de las personas que aseguran que todos son unos perfectos imbéciles ya tienes tu respuesta. Si crees que los demás siempre tienen la culpa y te irritas por el más pequeño error o la más ligera reacción de los demás, esto te dice que eres alguien difícil. No es bueno sentirte frustrado todo el tiempo y por todo. Es cierto, las personas pueden ser a veces muy tontas y pueden cometer errores que te afecten directa o indirectamente, pero ante esto debes cultivar la paciencia.

Eres quejumbroso

Otra manera en la que puedes saber lo difícil que eres es en la capacidad para quejarte todo el tiempo. Por alguna razón no puedes quedarte callado, si algo no resulta como tú lo esperas explotas y lanzas quejas sobre todo y sobre todos. ¿Qué puedes hacer? Simple, solo cambia tu realidad.

¿Qué sentido tiene quejarse sino es para mostrar cómo debieran ser las cosas? No basta con solo decirlo, también puedes ser el ejemplo. Ahora bien, si ya lo estás haciendo entonces nuevamente trabaja en la paciencia, pues no todos pueden ser tan increíbles como tú.

Te gusta debatir

Las personas difíciles tienen la facilidad de contradecir y dar batalla  en cada conversación. De hecho puede que seas de los que no dejan hablar a otros por hablar tú. No es bueno contradecir tanto a los demás, recuerda que cada cabeza es un mundo diferente y cada persona tiene una idea propia sobre diversos temas. Si en dado caso tú tienes la verdad, recuerda que la humildad es la clave para expresarte y enseñar a otros. No conviertas cada conversación en una pelea, conviértela en una ocasión de aprendizaje ya sea para una de las partes o para ambos.

Te decepcionas constantemente

Una persona difícil vive decepcionado de la vida. Todo te resulta negativo, y lo peor es que así terminan fluyendo tus pensamientos. Esto sin duda está muy mal pues puede atraerte cargas negativas que solo van a demostrar cada vez más tu punto. Si piensas en lo malo, lo malo llegará y no te sorprenderá porque ya lo estabas esperando. La vida buscará darte la razón pues como persona difícil, aun cuando pasas por algo bueno le pasas por encima y no te detienes a valorarlo.

Dominas la mayoría de las conversaciones

Finalmente, una persona difícil no permite que otros se expresen, prefieren ser los que siempre hablen y establezcan sus ideas. No hagas esto, aprende a callar no solo tu boca sino también tu mente. Verás cómo tu percepción del mundo cambia.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén