Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Familia, hábitos

5 hábitos extraños que no sabías que los perros adoptan de sus dueños

Los perros pueden ser más que los mejores amigos del hombre, ellos tienden a adoptar ciertos hábitos que hacen sentirnos más conectados a ellos que nunca. Por eso es que quizás muchos amos los toman como si fueran hasta sus hijos.

Pueden hablar con sus dueños

Bien, no esperes a que tu perro sostenga una conversación contigo sobre el calentamiento global o física cuántica.

De hecho, no esperes a que tu perro te diga “hola, cómo pasaste el día”. No nos referimos al lenguaje humano. Pero diversos estudios han demostrado y muchos entrenadores de perros lo han corroborado.

Que cuando un amo conversa comúnmente con su perro este puede responderte según los patrones de sonido que hagas. Es decir, puede que aullé si hablas de manera muy triste, o que ladre fuerte si estás enojado.

Pueden dormir como tú

El patrón más simple al que se puede acostumbrar tu perro es al del sueño. Ellos en general duermen mucho más en el día que en la noche. Pero si buscas a que se adapten a tu hora de dormir lo harán sin el más mínimo problema.

Claro que como toda nueva lección tendrás que tener algo de paciencia y esforzarte un poco. De hecho tendrás que ser un poco cruel pues debes evitar que tu perro duerma en el día o al igual que tú, este no tendrá sueño en la noche.

Pueden tener hambre cuando tú la tengas

Otra cosa que seguro sabes muy bien es que los perros puede pasar el día comiendo algo que no es para nada saludable.

Siempre es importante que establezcas horarios para darle de comer a tu perro y lo mejor para ti sería si le dieras de comer a la misma hora en la que comerás tú.

Pongámoslo así, si le das el almuerzo a tu perro al medio día pero tú almuerzas a las dos de la tarde, nada evitará que tu perro ponga su típica cara de “por favor dame un poco”. Ante esto lo mejor será que de manera firme lo adaptes a que coma cuando tú lo haces.

Pueden querer una rutina de ejercicios similar a la tuya

El ejercicio mejora la calidad de vida de una persona, pero también lo hace para tus mascotas. Un perro, requiere su rutina de ejercicios que le permita fortalecer su cuerpo y controlar su peso.

Sobre todo sí se trata de un perro grande, necesitas enfocarte en proporcionarle un tiempo de calidad para entrenarse.

Pues bien, nada mejor que tenerlo como compañero para esta tarea. Si eres una persona algo perezosa para entrenar, tu perro puede ser ese motivador que necesitas. Adapten ambos una costumbre para hacerlo.

Podrían compartir tus estados de ánimo

“El contagio emocional es el fenómeno de las emociones compartidas entre especies sociales cuando están muy cerca unas de otras”. Esto lo dice el conductista y entrenador certificado de perros y gatos Russell Harstein.

Por lo tanto, es normal que veas a tu perro tenso si tú lo estás. De hecho piensa, cuando estás triste y deseas pasar el día en tu cama, ¿no ves a tu perro echado todo el día en el sofá o quizás a tu lado? Ellos pueden compartir tus estados de ánimo así que procura estar feliz la mayoría del tiempo.

2 Comentarios

  1. Jelectra

    Gracias por este articulo. Convivir con nuestras mascotas es un aprendizaje continuo. Y muy disfrutable!

  2. Gloria Aguilar Lorenzo

    El mio está tan apegado a mí que me entiende todo, hasta cuanto que doy un beso al irme a la cama, os prometo que me hace un ruido al lado del oido.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén