Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Psicología

5 advertencias para las personas que confían demasiado

La confianza se gana pero solo con el tiempo, tiempo que muchas veces no tenemos. Por eso lo mejor es andar en la vida con los ojos bien abiertos, prestando atención a los detalles, pues simplemente no podemos confiar demasiado en las personas.

No te dejes cegar por las miradas, el coqueteo, ni el sexo

Presta atención a esto, “Si una chica muy bonita te invita de la nada a tener sexo seguramente quiere hacerte daño”. Por otra parte, si una chica  muy bonita es quien comienza con el coqueto y a intercambiar miradas contigo también cuídate.

No se trata de que por ti mismo no puedas lograr sostener una relación con alguien guapa o muy guapa, es solo que por lo general las persona que físicamente son increíblemente atractivas no suelen ser quienes dan el primer paso en una relación a menos que quieran algo de ti.

Esto mismo aplica para las mujeres. No se dejen seducir por hombres muy guapos que de buenas a primera quieren estar con ustedes. Las personas guapas con malas intenciones siempre usarán la estrategia del coqueteo y las miradas para capturar a su presa.

Ahora, con respecto al sexo, no necesariamente la otra persona tiene que ser guapo o guapa. El sexo por sí solo es algo que atrae a la mayoría (sobre todo de los hombres). Así que evita caer.

Presta atención a quienes son muy amables

La amabilidad es algo que todos deberíamos practicar siempre. Esto nos lleva a ser mejores los unos con los otros. Sin embargo, tienes que tener cuidado con las personas que son muy amables porque suelen tener un gran encanto envolvente.

En primera instancia no debería ser algo malo, pero el detalle es que muchos usan la amabilidad solo cuando necesitan o quieren algo.

Es fácil darse cuenta de esto cuando conocemos a la persona, pues podemos saber si esta suele ser así de amable o no la mayoría del tiempo. Pero cuando se trata de personas desconocidas o que conocemos muy poco no es tan simple. Por eso lo mejor es tomar la amabilidad de los demás con pinzas.

Cuídate de los elogios

¿A quién no le gusta que lo elogien? Todos deseamos llamar la atención de vez en cuando. Por eso es que cuando alguien llega a decir cosas agradables de nosotros no maravillamos.

El problema es que esto suele desarmarnos al instante. Nos dejamos llevar tanto por las palabras bonitas que nos olvidamos de la malicia de las personas.

No importa que tan bueno seas en tu trabajo, o que tan guapo te veas con tu nuevo outfit. Mantente alerta de los halagos que recibas de las personas. Siempre presta mucha atención a lo que sale de su boca luego de culminar el halago o minutos después de hacerlo.

Olvídate de las ofertas generosas

Las personas son como los bancos: nunca quieren perder. Por tanto olvídate de que alguien va a darte algo regalado. De hecho, nada en esta vida es gratis, si tú por alguna razón no tuviste que pagar por algo no significa que alguien en otro lugar no haya tenido que pagar por ti.

Esas personas que vienen a diario intentándote vender algo por un precio muy bajo tienen una intención oscura de fondo. Aquí, o el producto es de mala calidad o simplemente te está haciendo creer que en verdad le bajó el precio.

Ten cuidado con la ira o las lágrimas fingidas

Finalmente, debes ponerte en máxima alerta cuando estés frente a personas que parecen estar airadas o que están llorando porque no siempre estos sentimientos son reales. Suele pasar que muchos usan la ira y las lágrimas para manipularte y obtener lo que quieren.

Ante estas personas es mejor tomar las decisiones basándonos en los méritos y no en el drama.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén