Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Familia

4 consejos importantes para compartir las finanzas en el matrimonio

Mantener un matrimonio con una buena estructura financiera no tiene por qué ser un problema, lo único que se debe hacer es seguir un par de consejos que te dejamos a continuación.

Mantengan una buena comunicación

La comunicación es la clave para que un matrimonio sea eterno. Guardar secretos en el matrimonio no tiene sentido debido a que se supone que estás al lado del amor de tu vida que al mismo tiempo es tu amiga y confidente, además de compañera y apoyo en todos los sentidos.

Sean honestos y abiertos el uno con el otro con respecto al salario mensual, y todos sus ingresos adicionales y sus gastos. En lugar de competir entre sí, tú y tu esposa deben trabajar juntos. Y que no importe ese asunto de quien gana más dinero, al final no hay nadie superior, ambos solo deben procurar aportar con lo que tienen ya sea mucho o poco.

Planifica las metas financieras

Busca diseñar planes financieros a corto plazo y a largo plazo donde esté involucrado tu esposa. Si no tienes metas financieras claras, te verá tentado a comprar cosas innecesarias que pueden llevarte a caer en deudas o a un déficit financiero bastante serio. Pero más allá de esto, hay que tener presente que todo esto puede dar lugar a problemas relacionados con la confianza, el apoyo y puede desembocar en un divorcio.

Si no deseas que algo así suceda, comienza a planificar tus metas financieras ahora mismo. Los objetivos a corto plazo se refieren a la cantidad de dinero que se asigna para cubrir tus gastos mensuales, pasatiempos, presupuesto de viaje y las cosas que deseas comprar. Por otro lado, las metas a largo plazo incluyen una hipoteca para la vivienda, un préstamo para un automóvil, fondos para la jubilación y el costo de la educación de tus hijos.

Separen los gastos

Estos tiempos no funcionan como los de antes donde una sola parte de la relación es quien se encarga de hacer todos los pagos de la casa y de las necesidades de ambos. Ahora las mujeres y los hombres están en igualdad de condición y ambas partes deberían aportar por igual.

Lo mejor sería que se dividieran las cuentas 50-50 para evitar discusiones en el futuro por el hecho de saber que alguno gasta más en la casa que el otro. Busquen estar al tanto del número de facturas a pagar mes tras mes y repartan todo eso. También pueden aplicar esto con la lista de las compras mensuales para abastecerse y los pagos que involucren a sus hijos.

Establezcan roles claros con relación a las tareas del hogar

Ciertamente las tareas domésticas pueden ser por demás agotadoras sobre todo si ambos están cumpliendo con sus propias jornadas laborales. Pero esto es algo que no se puede dejar pasar pues al llegar a la casa siempre habrá algo que limpiar o sacudir. Lo mejor para esto es repartir los roles del hogar. Es decir, si alguno lava los trastes, la otra persona puede cocinar, si uno sacude el polvo, la otra persona puede trapear y así sucesivamente. Esto evitará que haya lugar para discusiones y peleas.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén