Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Uncategorized

3 técnicas sencillas para detectar a un mentiroso en acción

Todas las personas mienten, esta es una gran verdad. Sin embargo algunas se toman esta mala práctica demasiado en serio y se dedican a engañar a todos a su paso. No es algo sano para ellos ni para sus víctimas por lo que es importante saber cómo descubrirlos y aquí te daremos tres técnicas para que puedas hacerlo con facilidad.

Recuperación de eventos inversos

Esta técnica puede resultarte incluso un tanto divertida, y es que las personas que mienten por lo general tienden a preparar sus historias de forma lógica para no ser descubiertos, esto significa que lo harán de manera cronológica para que todo encaje perfectamente.

Los mentirosos consientes y empedernidos, practican lo que van a decir pues nada puede salirles mal. Esto quiere decir que van a memorizar cada cosa para poder decir la mentira sea cual sea la ocasión.

El detalle es que los mentirosos buscan organizar tanto sus mentiras que terminan creándolas de manera muy cuadrada. Es decir que fabrican elementos de forma muy progresiva que no podrían repetir en un orden inverso.

Por ejemplo, si alguien te pregunta qué fue lo último que hiciste y que a partir de allí le vayas contando cada cosa hasta haber iniciado su día ciertamente le costará un poco pero lo hará sin problema.

Pues bien, un mentiroso no podrá con esta tarea. Y es que los mentirosos necesitan un procesamiento cognitivo adicional para poder repetir una historia al revés. De hacerlo verás cómo termina relatando hechos fuera de su secuencia lógica.

Haz preguntas imprevistas

Como ya te dijimos los mentirosos buscan preparar su discurso de forma lógica esto significa que no van a involucrar de ninguna manera emociones o sentimientos aquí.

Estarán muy enfocados en ser precisos con su historia por lo que les sorprenderás si le haces una pregunta que no esperan. Y es que tienes que  tener presente que la idea de esta persona es controlar toda la conversación por lo que se preparará para responder cada pregunta obvia que seguramente le harás.

Pero y si le preguntas algo como ¿y cómo te sentiste en ese momento? Un mentiroso a menudo tendrá dificultades para describir con precisión qué emociones sintió porque en realidad no experimentó los eventos que está relatando.

Y dado que esta fue una pregunta que no esperaba, tendrá que tomarse un momento para pensar e imaginar cómo se habría sentido si en verdad hubiese pasado por ese momento.

Sus dudas al hablar, el responder con otra pregunta y el usar muchas muletillas en las respuestas denotarán lo mentiroso que está siendo.

Mantener el contacto visual

Exigir el contacto visual aumenta la carga cognitiva. Esta es la tercera técnica y quizás la más poderosa de todas.

Mantener el contacto visual con otra persona cuando estamos hablando muchas veces es algo difícil si somos inseguros o si la otra persona tiene un aire muy dominante.

Pero cuando estás mintiendo es más fácil voltear la mirada. Y es que la vista no parece poder engañarnos y cuando alguien no está diciendo la verdad su mirada irá a cualquier parte que le permita algunos segundos para enfocarse en la historia que ha inventado.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén