Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

hábitos

3 hábitos simples que pueden calmar tu mente ansiosa

La ansiedad es una patología de nuestra mente que puede ocasionarnos momentos muy incómodos. Puede hacernos sentirnos enfermos e incluso volvernos algo paranoicos. Si deseas calmar tu mente ansiosa solo tienes que seguir estos tres simples hábitos.

Reserva tiempo para la quietud y la fluidez

Nuestras vidas están llenas de ruido y eso es algo que ya sabías. Pero, evitar este ruido es muchas veces complicado y se puede sentir incluso como algo imposible. Siempre tenemos nuestras mentes sumergidas en cualquier cantidad de tareas. Podrías pensar en tu trabajo y en las responsabilidades con tu familia pero la verdad es que existen muchas cosas más que pueden hacerte alguien más ansioso o ansiosa.

Por ejemplo podemos pensar en el ruido de la calle cuando recorremos todo nuestro camino hacia nuestro hogar o lugar de trabajo. También podemos pensar en las personas a nuestro alrededor y a los problemas políticos, sociales y económicos de nuestro país. Sin embargo, hay otras cosas que nos pueden causar ruido como la televisión, la letra de un tipo de música que solemos oír, e incluso los videos juego. De hecho, el pensar constantemente en un problema puede generarnos ansiedad.

No te podemos decir que dejes de lado todas estas actividades porque sin lugar a dudas son las que te hacen ser quien eres, además solo estarías reemplazando unas actividades por otras que de seguro también te generarán ruido. Lo ideal, por tanto, es trabajar en tu tiempo que puedas reservar para ti y tu mente. Es decir, un tiempo en donde puedas estar en completa calma y quietud, dejando fluir todo lo que te agobia o agota tu tiempo.

Hazte amigo de tu mente

Seguramente has oído eso de que muchas veces nosotros mismos somos nuestros peores enemigos, y es verdad. A menudo, exageramos situaciones negativas que solo nos dejan más agobiados, asumimos cosas que no están sucediendo y nos enojamos por nada. Esto no nos hace bien y nos hace pensar en qué tan malos podemos ser como para que nuestra propia mente nos haga sentir tan miserable. Pero, hay una manera simple de corregir esto y es haciéndote amigo de tu mente. Inténtalo, tú puedes hablar contigo mismo cuando quieras, puedes contarte en voz alta todo lo que te pasa, pedirte a ti mismo un consejo cuando estés atorado en una situación. Puede que te parezca una locura pero es el camino más correcto para hacer lo que es mejor para ti, pues ¿Quién sabe mejor lo que necesitas que tú mismo?

Practica una vida agradecida

Finalmente, sería bueno si comenzarás a vivir una vida mucho más agradecida. Es posible que no tengas todo lo que alguna vez quisiste pero seguramente has conseguido muchas cosas. No sabemos cuál es nuestro propósito en este mundo por lo que no estás por saber si de pronto lo malo que te ha pasado ha sido por malas decisiones tuyas o porque algo simplemente no estaba hecho para ti.

Lo que si debes tener claro es que nada merecemos como tal. Dios nos da todo por gracia y eso es algo que siempre deberemos agradecer. Si eres más agradecido con Dios y con la vida podrás vivir de forma más tranquila y sin tanta ansiedad.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén