Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Psicología, Salud Mental

10 Cosas que una persona ansiosa escucha en su mente todo el tiempo

La mente de una persona ansiosa es un nido donde abundan los juicios, los miedos y las suposiciones. Algunas personas son más ansiosas que otras, pero en cualquier grado, la ansiedad puede hacernos la vida completamente miserable si no le ponemos un alto.

Sin embargo, no estás solo. Mucho de lo que ocurre en tu mente lo compartes con otras personas que piensan lo mismo. La diferencia está en cómo decides hacerle frente. Para comprender mejor la mente de un ansioso, veamos algunos pensamientos realmente tóxicos y perturbadores que rondan la mente de un ansioso todo el tiempo.

Así suena la ansiedad en la mente de una persona

“No soy suficiente”

La ansiedad siempre se toma tu lugar y te habla en primera persona. El peor error es creer que tú eres tu ansiedad y terminar diciendo que no eres suficiente para algo o para alguien.

“Dije algo tonto”

Un tipo de ansiedad bastante común, sobre todo en personas jóvenes, es la ansiedad social y se manifiesta con frases como estas. Algunas personas ni siquiera pueden dormir luego de haber dicho algo que consideran incorrecto. A menudo, cuando llegan a casa en soledad repasan todo lo que han dicho durante el día, solo para asegurarse de que no se equivocaron.

“No voy a terminar”

La ansiedad es derrotista, nos hace pensar que nunca cumpliremos una meta o terminaremos algo, aun cuando estamos trabajando duro. Es terrible, sobre todo porque te quita el enfoque del presente.

“Me voy a equivocar y todo el mundo se va a burlar”

De nuevo, la ansiedad social hablando. Tenemos un pequeño juez en la cabeza que nos hace querer ser perfectos, y como la perfección es inalcanzable, la conclusión es que nos sentimos miserables.

“¿Y si le pasa algo a la gente que quiero?”

La pérdida de un ser querido es difícil de aceptar para cualquiera, pero en la mente de un ansioso no tiene que estar pasando nada para sufrirlo tres veces peor. Los ansiosos son especialistas en imaginar escenarios terroríficos.

“¿Qué voy a hacer con mi vida?”

Los ansiosos tienen un miedo terrible al sin sentido, necesitan tener todo justificado, medido y pesado. El no tener certeza de una situación les hace caer en un espiral de angustia.

“¿Qué va a decir la gente?”

Una mente ansiosa, además de considerar todas las variables, considera especialmente la opinión de las personas antes de tomar una decisión. Los ansiosos tienen una alta necesidad por agradar a las personas.

“¿Y si se molestan?”

Los ansiosos le huyen a la confrontación, acuden a la diplomacia cuando ni siquiera es válido o pertinente, todo porque no pueden lidiar con mantener abierta una situación de conflicto.

“Pero…”

En la mente ansiosa abundan las excusas. Aunque un problema tenga una resolución clara, aparecerá un pero después del otro.

“¿Realmente quiero esto?”

Finalmente, los ansiosos pueden llegar a cuestionarse a un nivel enfermo todo lo que quieren, sueñan o aspiran. Casi de forma adictiva, tienden a arrastrarse hacia la incertidumbre solo para poner en duda sus convicciones personales, que deberían ser estables y certeras.

Si sufres de ansiedad, el primer gran paso es identificar los pensamientos ansiosos, quitarles la voz y comenzar de a poco a recuperar tu propia voz.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén