Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

hábitos, Psicología, Salud Mental

¡10 actitudes que elevarán tu autoestima!

 ¿Cómo es tu relación contigo mismo? ¿Ves cualidades en ti mismo o simplemente piensas en tus defectos? ¿Estás orgulloso de quién eres o haces comparaciones con la vida de los demás y te sientes inferior? ¿Cómo te sientes cuando te miras al espejo?

Amarte a ti mismo es una de las cosas más importantes para una vida feliz. Desarrollar una buena autoestima puede provocar un gran cambio en la forma en que te sientes y vives.

Pero cálmate, no te desesperes si hoy te miraste al espejo y pensaste que fue horrible, todos tenemos días en los que estamos molestos, con granos, con síndrome premenstrual o cuando todo lo hacemos mal.

El problema es cuando lo sientes todos los días, todo el tiempo, y nunca puedes ser feliz de ser quien eres.

La construcción de la autoestima es una obra íntegramente interior y exclusivamente tuya. Tienes que decidir qué vas a cambiar y necesitas encontrar tu propio camino y tus propias respuestas.

Pero, algunas actitudes pueden ayudarte mucho en este proceso:

Agradece por tus cualidades

Si ya tienes la costumbre de agradecer por las cosas que tienes y por todas las cosas buenas que suceden en tu vida, incluye en la práctica de la gratitud el agradecimiento por las cosas buenas que eres.

Piensa en tus cualidades y siente gratitud por ellas. Da gracias por ser esa persona fuerte, dedicada y capaz. Gracias por ser amable, honesto y educado.

Date cuenta de que estás creciendo y aprendiendo

Percibirse a sí mismo en evolución es algo bueno para cualquiera. Mirar hacia atrás y ver cuánto ha crecido es muy bueno, tan bueno como mirar hacia adelante y darse cuenta de que todavía tienes mucho que aprender.

Haz más cosas que te hagan sentir bien y, al mismo tiempo, te agreguen conocimiento, sabiduría, habilidades y felicidad.

Ríete de ti mismo

Ser capaz de reírse de sí mismo, en lugar de avergonzarse, es una prueba del amor que nos damos a nosotros mismos.

 Lo que marca la diferencia es cómo reacciona cada persona ante cualquiera de estas situaciones. Puedes sentirte avergonzado y sentirte mal, o puedes reírte de ti mismo y tomártelo a la ligera.

Descubre qué te hace sentir bien y haz uso de ello.

¿Qué te hace sentir bien contigo mismo? ¿Estar a la moda? ¿Cuidar el aspecto? ¿Descubrir cosas nuevas? ¿Producir algo? ¿Ayudando gente? ¿Hacer reír a los demás? ¿Todo esto junto? Empieza a darte cuenta de las cosas que hace que disfrutes de ser quien eres.

Trátate con cariño

Sé amable contigo mismo, cuídate interna y externamente con todo el mimo que puedas, buscando siempre lo mejor para ti. Cuida tus pensamientos cuando pienses en ti mismo, y ten cuidado cuando la ira, las decepciones o los fracasos te hagan querer atacarte con palabras, acciones y pensamientos.

Cree que te mereces lo más increíble

Quien vio la película o leyó el libro Las ventajas de ser invisible conoce la frase: “Aceptamos el amor que creemos que se merece”. Piénsalo: ¿qué crees que te mereces? ¿Cosas buenas? ¿Cosas más o menos? ¿O cosas increíblemente extraordinarias?

Tu respuesta te dirá exactamente lo que recibirás de la vida. Y eso vale para todo: por amor, por amistades, por trabajo, por tus sueños … ¿qué te impide creer que te mereces lo mejor?

Usa lo que te hace feliz

Lápiz labial rojo, sombra de ojos de colores, falda larga, falda corta, rayas verticales, rayas horizontales, pelo largo, pelo corto, ropa de moda, ropa pasada de moda … olvídate de las reglas (¿quién las inventó?) ¡Y ponte lo que quieras!

Presta atención a tus necesidades

Presta atención a las señales que te dan tu cuerpo y mente. Cuando sientas que necesitas descansar, descansa. Cuando te des cuenta de que echas de menos cuidarte, tómate el tiempo para hacerlo. Si tu salud muestra signos negativos, detén todo y prioriza cuidarla, que es tu bien más valioso.

Perdona tus errores

Todos somos propensos a tropezar y cometer errores. Estamos aprendiendo a vivir, estamos cambiando, estamos creciendo. Perdónate y deja que los errores ocupen su lugar, que es el pasado.

Lo que importa es quién eres y qué haces HOY.

¡Olvídate de tus “defectos” y ve a disfrutar de la vida!

Si quieres mejorar algo en ti mismo, ya sea ganar o perder peso, someterte a una cirugía plástica, cambiarte el cabello o lo que sea, ¡está bien! Pero no esperes vivir solo cuando pueda hacer ese cambio.

Cada día de nuestra vida es demasiado valiosa como para desperdiciarla esperando el día en que podamos ser “perfectos”.

No conviertas esto en una pesadilla, no hagas un defecto tan significativo como para entorpecer tu felicidad. Ponte el bikini y vete al mar, haz muchas fotos con tus amigos, ponte lo que te gusta, haz lo que te apetezca.

La vida, lamentablemente, es muy corta. Pero afortunadamente, nos da la oportunidad de experimentar cosas maravillosas, si nos lo permitimos.

Comparte este artículo y comenta más abajo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén